MISION

"No queremos hacer tanto hincapié en la matanza (la Campaña del Desierto o Pacificación de la araucania) que fue obra de los militares y oligarcas de aquella época, pero si en la lucha del nuestro pueblo mapuche por defender su dignidad, su cultura. Queremos hablar de su vida, que es su obra; y no de su muerte, que es obra de otros. Esos otros hablarán, responderán por su crimen." "Siempre preguntan: ¿qué podemos hacer por la cultura mapuche? Y es eso: promover a la persona. Ya que nuestros abuelos, nuestros hombres y mujeres, saben pensar. Cuando hay una cosa linda, tienen que decir quién fue, para que la gente sepa que es el pueblo mapuche el que habla." "Muchas veces hablaron de nosotros, sin nosotros. Los Mapuche debemos aprender nuestra cultura para poder transmitirla, juntar lo propio para desparramarlo y que lo conozcan todos.

sábado, 8 de agosto de 2009

LENGUA

Se cree que su lengua fue la Mapuche.

Todo pueblo que conserva su lengua materna tiene derecho de adoptar el sistema alfabético que considere más apropiado para su escritura.

1. En realidad el sistema alfabético que se adopte para escribir la lengua materna atañe únicamente al pueblo hablante de ella y a nadie más por motivo alguno. La determinación de aceptarlo le corresponde solamente a él (pueblo).

En toda lengua, la relación que existe entre un grafema (signo gráfico) y el fonema que representa es totalmente convencional.

2.- La costumbre de representar a un fonema mediante un determinado grafema hace suponer erróneamente que entre ellos existe un vinculo o relación natural, y que no sería posible cambiar esa relación en la escritura de otra lengua. Esto, evidentemente, es falso: lo demuestran claramente los diversos idiomas que tienen escrituras, en que un mismo grafema se utiliza muchas veces para representar fonemas totalmente diferentes.

El alfabeto debe contener todos los fonemas que posea la lengua, considerando para ello en su conjunto todas las regiones en donde ella se habla.

3. Para cumplir con esta finalidad es preciso realizar un trabajo lingüístico de campo que consiste en entrevistar en cada comunidad lingüística unas diez personas de edad avanzada, de ambos sexos, quienes hablan con fluidez su lengua vernácula y sin muchas interferencias de vocablos del idioma español.

En el catálogo del alfabeto no deben incluirse grafemas que representen pronunciaciones de situaciones afectivas: melliorativas a despectivas. Pues, esas modificaciones fonemáticas constituyen alófonos de las situaciones neutras respectivas.

4. Los mapuches, principalmente las mujeres, utilizan el estilo aniñado del habla cuando dirigen a niños pequeños o a mujeres ancianas y también cuando nombran a ciertos animales o cosas apreciadas.

En estos casos se suaviza la voz para indicar aprecio y se áspera para expresar odio o repugnancia.

En la elaboración de nuestro alfabeto hemos tomado en cuenta una de las características más relevantes de la lengua mapuche, es que ella carece de grupos consonánticos al comienzo v/o al fin de palabras o sílabas. En consecuencia, consideramos absurdo representar a cada fonema simple mediante dos grafemas.

Por lo tanto, en nuestro alfabeto no figurarán ni la 'ch', ni la 'Il', ni la 'tr' del español. Los cuales serán subtituidos por los grafemas 'c', 'j', 'x' respectivamente. Por una razón similar hemos eliminado 'ng' tomados del alemán por la mayoría de los alfabetos propuestos para la escritura de la lengua mapuche.

Efectivamente, el idioma alemán posee una pronunciación muy parecida a la de la lengua mapuche, la cual se representa en ese idioma con 'nq'. Pero, es preciso señalar que aquel idioma tiene además la pronunciación suave de la 'g', como ga, go etc. del español.

La lengua mapuche no tiene esta última pronunciación, es decir, la pronunciación suave de 'g'. Entonces, nosotros representamos, sin más, por 'g' lo que ellos representan por 'ng'.

Se ha hecho alguna objeción a nuestro sistema alfabético ; la más seria se refiere a problemas que indiden en el ámbito del bilingüismo: que influiría negativamente en la ortografía del idioma español, agravando el mal crónico que ella (ortografía) padece en la actualidad.

El primer argumento que podemos oponer a esas objeción, es que este alfabeto está destinado para hablantes mapuches, quienes a nuestro juicio, les debe interesar en primer lugar lo que favorece a la escritura de su lengua vernácula.

El segundo argumento es, que cada idioma posee normas propias para usar los grafemas. Estos es válido también para la lengua mapuche.

A nuestro juicio, no obstante las diferencias de cualquier índole que pueda existir entre dos lenguas cualesquiera, siempre es posible poner en práctica exitosamente el bilingüismo, sin desmedro alguno de aquellas lenguas.

Nuestro alfabeto consta de 26 grafemas (signos gráficos) que corresponden a su vez a 26 fonemas. De modo que entre cada grafema y su fonema respectivo hay una relación biunívoca.
fuente: Anselmo Raguileo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario